“Nadie vio lo que pasó, sólo me escucharon gritar”

    0 1616

    principal testimonios

    Iba caminando a tomar la micro para llegar al liceo, cuando sentí una moto que paró detrás mío y me agarraron el trasero. Quedé en shock por unos segundos mientras el imbécil escapaba y le grité: “¡Hijo de puta!”. Nadie vio lo que pasó y muchos sólo escucharon cuando grité.

    Fue terrible, llegué al liceo atrasada y aún me dolía el agarrón. Fui donde el inspector general y recibí apoyo, me aconsejó que me viniera mas tarde al liceo para que no me lo volviera a topar, incluso escribió gestionó el permiso para poder hacerlo, se lo agradecí mucho. Por suerte hay hombres buenos que también condenan el hecho, eso me hizo sentir un poco mejor.