“Ningún hombre me había tocado y mi primera vez fue así: en la calle”

    0 2412

    principal testimonios

    Soy una mujer de 34 años. A los 12 sufrí mi primer acoso callejero. Iba del colegio a la casa a eso de las 16:00 horas, cuando en el camino tres niños comenzaron a turnarse para correr detrás mío y tocarme el trasero, uno tras otro. Ningún hombre me había tocado y mi primera vez fue así: en la calle. Ahora que lo escribo revivo mi pánico y humillación. En aquella ocasión traté de defenderme, pero los niños siguieron tocándome. Lloré todo el camino y, a pesar que era una avenida muy transitada, nadie hizo algo.

    Años más tarde se repitió, a los 14 y luego a los 15, unos tipos nos mostraron, a mí y a unas compañeras, sus genitales en plena calle. Las palabras groseras, miradas abusivas, sonidos y gemidos no sólo las recibí en la calle, también en la micro y el metro. Incluso una vez fui acosada frente a un carabinero quien, pese a mi petición de ayuda, no hizo nada.

    Por años me transformé, dejé de usar la ropa que me gustaba.  Dejé de salir. Dejé de ser yo misma. Es muy denigrante y humillante vivir así.