“No quería salir de clases y caminar sola a mi casa, me sentía muy mal conmigo misma por cómo iba vestida”

    0 1858

    principal testimonios

    Iba caminando a la universidad que queda cerca de mi casa, como todos los días, haciendo mi recorrido habitual. Cuando iba llegando a la universidad vi acercarse una moto a la vereda por la que iba y desde el anonimato de los dos sujetos que iban con casco sobre la moto, me gritaron “PERRA”. La verdad quedé muy confundida. Primero, me quedé paralizada por el susto que me dio lo mucho que se acercaron con la moto en movimiento y luego me sentí con rabia, porque las personas que iban cerca mío se dieron vuelta a mirarme, lo que me hizo sentir muy avergonzada.

    No era la primera vez que me gritaban en la calle, pero dio vueltas todo el día la palabra en mi mente. No quería salir de clases y tener que volver caminando sola a mi casa; me sentía muy mal conmigo misma por cómo iba vestida, siendo que no tenía la culpa de la situación.