“Se puso detrás mío, sentí que me pegaba una palmada en mi trasero, luego caminó con una mirada burlona”

    0 1777

    principal testimonios

     

    Tenía trece años cuanto esto pasó, ahora tengo catorce. Unas amigas me habían invitado al Mall Chino. Yo estaba feliz, era la primera vez que salía sola tan lejos. Me había comprado unas calzas muy lindas y no aguanté las ganas de ponérmelas, con un short. Nunca he usado ropa provocativa, porque soy algo insegura. El short me llegaba casi hasta las rodillas y estaba con una polera sin escote y de mangas cortas.

    Estábamos a punto de cruzar la calle, cuando veo un tipo que se acerca riendo. A penas lo vi, me dio mala impresión. Los semáforos de esa zona duran sesenta segundos, entonces quedaban unos cuarenta y cinco, cuando el tipo se puso detrás mío. Sentí que me pegaba una palmada en mi trasero seguida de un agarrón. Me quedé muy quieta, mientras me susurraba un “mijita rica” lascivo en mi oído.

    Cuando dieron verde, el tipo caminó y me dedicó una mirada burlona, para ese momento yo estaba con los ojos llorosos y muerta de pánico. No me moví del semáforo hasta que el tipo cruzó, ahí mis amigas me preguntaron que me pasaba y yo me puse a llorar. No he vuelto a esa zona sin compañía de un adulto desde ese día.