“Sentí una palma de mano que pasó por mi trasero, llegó a mi entrepierna y me levantó”

    0 1952

    principal testimonios

    Estaba esperando la locomoción en Av. La Florida con Walker Martínez, había mucha gente en el paradero y la micro no pasaba hace rato. Estaba usando un pantalón tipo ‘opart’, de esos con rayas blancas y negras, par de tacos altos y una polera negra. El tipo que estaba delante de mí, me dejó pasar primero para subir a la micro y le respondí amablemente con un “gracias”. Nada raro hasta ahí.

    La micro iba llenísima de gente, por lo que quedé en toda la pasada, cuando de repente sentí una palma de mano que pasó por todo mi trasero, llegó a mi entrepierna y me levantó. Fue asqueroso, quedé en shock. Iba con los audífonos puestos y no sabía si eso realmente me había pasado. Me di vuelta y el huevón que me había dejado subir primero a la micro (como de unos 40 años) estaba pasando por detrás mío. ¡Había sido él! Pero estaba tan paralizada que no atiné a hacer algo.

    Me bajé de la micro tiritando y le hablé por Facebook a una persona que en ese entonces era mi amigo. Le dije: “Huevón, me agarraron todo el poto en la micro, me siento muy mal, estoy temblando”. Lo peor fue su increíble y machista respuesta: “Es tu culpa po, para qué te pones esos pantalones, es obvio que eso te iba a pasar”. ¿Cómo puede haber gente así? Me costó mucho sentirme confiada en una micro, sobre todo porque cuando me pasó eso, era menor de edad.