Antofagasta

    1 2519

    principal testimonios

    Vivo en Antofagasta y regularmente salgo hacer deporte por la costanera. Un día, mientras esperaba en el semáforo para cruzar, mi hermana y yo recibimos una gran cantidad de “piropos” -si es que así se les pueden llamar- de varios hombres que pasaban en sus autos, entre ellos un carro policial. En su interior, había alrededor de cuatro o cinco uniformados y podría asegurar que TODOS  silbaron y dijeron cosas como “¡Uy lindas!, ¡cositas!”, y varias otras expresiones que no alcancé a oír. Con mi hermana seguimos nuestro camino y decidimos ponernos los audífonos para evitar escuchar cualquier cosa que nos pudiesen decir. Cuando veníamos de regreso, nos topamos, creemos que con el mismo carro policial, sólo que esta vez venía con menos uniformados en su interior y solamente nos tocaron la bocina del vehículo.

    Hace unos días atrás, mi hermana nuevamente se enfrentó a una situación parecida, cuando  un carabinero desde el interior del carro le grito algunas cosas, mientras ella esperaba para cruzar la calle.

    A mi parecer, que Carabineros realice estas acciones está completamente fuera de contexto y despedaza por completo su ética profesional. Es en este punto en donde recaen mis dudas y temores, ¿cómo denuncio estas acciones en Carabineros, si son ellos mismos quienes están ejerciendo este abuso? Sé que para hacer esta acusación debo tener pruebas, pero ellos se aprovechan de la velocidad que toma el vehículo y se esconden dentro, además se escudan en su “uniforme”. Los uniformados son personas comunes como todos, pero también son quienes velan por nuestra seguridad y con estos hechos ya no confío en ellos.

      0 1911

      Desde hace varias semanas las estudiantes de la Universidad Católica del Norte (UCN) son víctimas de una serie de actos de acoso sexual callejero que van desde acciones verbales, hasta persecución, tocaciones y masturbación pública, según denunció el canal Antofagasta TV.

      Según describe el video, el acosador se sitúa fuera del recinto y además de acosarlas verbalmente, las persigue en sus trayectos de salida, aprovechándose de su distracción o soledad para realizar tocaciones o exhibirse masturbándose.

      Los guardias del recinto afirman que no pueden hacer nada, puesto que su rango de acción se limita al interior del lugar: “cada vez que nosotros vamos a intervenir el hombre se sube a la micro y sale arrancando, y no podemos retenerlo en la calle, no estamos autorizados”, expresó el supervisor de seguridad de la UCN en el video.

      Pese a la cantidad de casos existentes, no se han realizado denuncias formales, por lo que las autoridades policiales y los encargados de seguridad de la UCN llaman a los y las estudiantes a denunciar y entregar antecedentes sobre este sujeto para poder facilitar su captura. OCAC Chile se suma a este llamado a denunciar ante Carabineros, PDI o Físcalía.