escuela

    0 4972

    principal testimonios nuevo

    Iba camino a la escuela. Esperaba el bus y se me acercó un tipo que, por sus rasgos, no tenía más de 20 años. Me empezó a pedir hora, luego me preguntó dónde iba y mi edad, me pareció raro, así que me negué a responder y mentí acerca de mis datos personales. Una vez que vino el bus él se subió conmigo, se sentó a mi lado e intentó seguir averiguando cosas de mi. Cuando me bajé me siguió, me iba preguntando cosas y yo lo evadía. Cuándo al fin entré a la escuela me sentí aliviada, pero no por mucho tiempo. Lo vi varias veces afuera esperándome, mis amigas me cuidaban al menos. Puede que no me haya acosado físicamente, pero me causó daño psicológico con su acoso. Hasta el día de hoy sigo con miedo a salir sola. Nunca lo hablé con nadie de mi familia. Mi mamá siempre ha dicho que una tiene la culpa de que le pasen estas cosas, y como iba con falda seguro me culparía más.

      0 1378

       principal testimonios

      Un día tuve dentista y tomé un colectivo vacío. Me subí adelante, porque creía que era más seguro. El chofer me miraba, esperaba la luz roja para parar el auto, trataba de meterme conversa. Así fue todo el camino. Yo era la única mujer. Hablaba por celular o miraba por la ventana, porque era incómodo. Ahora, siempre me subo atrás para que no vuelva a pasar. Esto no pasó a mayores, pero nunca se sabe.

      También en la calle tiran piropos, por andar con pantalones ajustados. Te gritan cosas, llega a ser molesto. Me ocurre cada vez que voy sola por la calle o con una amiga que va vestida de escolar.