respeto callejero

    0 3374

    Hoy, viernes 3 de mayo despertamos con la feliz noticia de que el proyecto de Ley que impulsamos desde el Observatorio Contra el Acoso Chile por fin fue publicada en el Diario Oficial, siendo promulgada y entrando en vigencia.

    En el 2013 éramos un grupo de estudiantes de sociología de la Universidad de Chile que notamos que en nuestro país nunca se había hablado sobre el acoso sexual callejero. Al buscarlo en Google, al consultar bibliografía y al mirar redes sociales, nos dimos cuenta que no existía material con perspectiva local sobre el tema, como sí existía en otros países.

    Entonces, se nos ocurrió hacer una página de Facebook, algo muy artesanal y sencillo, donde le pedíamos a la comunidad que compartieran sus testimonios de acoso. La primera semana recibimos decenas de textos, el primer año eran cientos. Nuestra comunidad explotó de seguidoras y empezamos a salir en la prensa. De repente, éramos “las niñas en contra del piropo”, la “brigada antipiropos”, “las acosadoras de los acosadores” y otros títulos que poco y nada aportaban al debate que estábamos planteando, pero que sin embargo, al ser titulares incendiarios y cazaclic, nos ayudaron a visibilizar lo que nos estaba movilizando.

    Al poco tiempo tuvimos una primera reunión. Llegaron mujeres de distintas disciplinas que tenían en común las ganas de poner su tiempo, su talento y sus conocimientos al servicio de esta causa. Fue ahí cuando formamos los primeros equipos, con excelentes profesionales, quienes trabajaron de forma gratuita en pos del cambio que esperábamos ver en Chile. Nos dividimos en Jurídica, Comunicaciones, Vinculación, Gestión, Intervención y Estudios, y desde nuestras diversas plataformas empezamos a empujar el debate, superando todas las críticas, las ridiculizaciones y hasta los memes que aparecieron ante la pobre cobertura de nuestro trabajo por parte de los medios de comunicación.

    En el 2014 lanzamos nuestro primer estudio y la campaña #AcosoEsViolencia con apoyo de la Unión Europea, Cultura Salud, Metro y ONU Mujeres. Era también el primer estudio que buscaba levantar datos sobre acoso callejero como una manifestación de violencia de género en el país. Los datos eran dramáticos: del total de personas encuestadas, 71% había tenido una experiencia de acoso callejero que considera traumática. Estos casos ocurrían en promedio a los 18 años, siendo común sufrirlos entre los 10 y los 25 años.

    Con esos datos en mano, y sabiendo que en Chile no había ninguna figura legal que amparara a las mujeres ante las distintas manifestaciones de acoso, es que decidimos redactar la primera ley en la historia de nuestro país que se hiciera cargo de esta problemática social. De esta forma, nosotras mismas empezamos a crear el cambio que esperábamos ver.

    Una vez listo el proyecto de ley, realizamos una potente labor de lobby legislativo y, con apoyo de los y las diputadas Camila Vallejo, Gabriel Boric, Loreto Carvajal, Daniella Cicardini, Marcela Sabat, Karla Rubilar y Giorgio Jackson, nuestro proyecto de ley ingresó a la Cámara de Diputados.11074702_1590781511133893_2409400202500265733_n

    Más de tres años pasaron para que nuestro proyecto superara todas las etapas de tramitación. En el intertanto realizamos hitos ciudadanos, campañas digitales, un nuevo estudio, abrimos observatorios contra el acoso en diversos países de Latinoamérica y El Caribe, participamos en marchas y manifestaciones, bajamos campañas de publicidad sexista, tuvimos más dos mil apariciones en prensa, realizamos charlas junto a empresas, instituciones y escuelas, creamos importantes alianzas y empujamos desde todos los frentes la idea de que el acoso sexual callejero es violencia.

    En el 2019 nos dimos cuenta de que “acoso callejero” nos quedaba chico: simplemente no lo íbamos a tolerar en ningún espacio. Por eso nos cambiamos el nombre a OCAC, Observatorio Contra el Acoso Chile, y desde ahí hemos ampliado nuestras líneas de acción.

    El 3 de abril de este año, nuestra ley fue aprobada por unanimidad en su último trámite legislativo. El 29 de abril la Contraloría realizó la toma de razón y hoy, 3 de mayo del 2019, por fin la Ley que modifica el Código Penal para tipificar el delito de acoso sexual en espacios públicos, fue publicada en el Diario Oficial. Con esto, lo que partió como un sueño, una incomodidad sin nombre definido, pasaba a ser Ley de la República.

    _mg_7754

    No es común que se haga política pública desde un tema instalado por la sociedad civil, por lo que esto es una nueva razón para estar llenas de orgullo y satisfacción. Eso sí, queremos dejarlo claro: salir a la calle sin miedo al acoso callejero es un piso mínimo, es un “desde”. Nuestra labor continúa para erradicarlo de los espacios educativos, de las empresas, en el mundo online, etc., simplemente porque no debiéramos tener que sacar una ley para convivir sin violencia de género. Todo nuestra trabajo no tendría que haber sido necesario si es que tuviéramos un lugar seguro para desenvolvernos.

    Queremos agradecer cada like, cada conversación en familia, cada asistencia a nuestros eventos, cada mensaje cariñoso, cada testimonio recibido. Este es nuestro regalo para la ciudadanía, pero el triunfo es de todas y todos.

    Con cariño, orgullo y satisfacción
    Equipo OCAC
    03 de mayo, 2019 #RespetoCallejeroEsLey

    *Conoce aquí en qué consiste la Ley que modifica el Código Penal para tipificar el delito de acoso sexual en espacios públicos.

      0 4307

      El pasado miércoles 3 de abril se aprobó por unanimidad la Ley que tipifica el acoso sexual en espacios públicos, proyecto que fue impulsado por nuestra fundación y que espera ser promulgado prontamente. ¿De qué se trata? ¿Cómo hacer una denuncia? ¿Cómo se prueba un acoso callejero? En el siguiente artículo revisamos las preguntas más recurrentes que se nos han hecho a través de nuestras plataformas.

      ¿Cómo era antes y qué es lo que cambió?

      Antes del nacimiento del Observatorio Contra el Acoso Chile y de que lográramos instalar este tema en el debate público, los agarrones, tocaciones de carácter sexual y otros tipos de acoso en el espacio público eran tipificados según el Código Penal como una “ofensa al pudor y las buenas costumbres”, pero en ninguna parte se definía claramente qué es la moral, el pudor o una “buena costumbre”. De esta manera, las sanciones dependían de la interpretación y el criterio de los funcionarios policiales o Fiscalía. Además, en el delito de “ofensas al pudor” se entiende que toda la sociedad es la víctima y no la persona que sufrió el acoso, obviando el efecto que este tiene en sus víctimas y en el hecho de que la inmensa mayoría son niñas y mujeres.

      Gracias a la Ley de Respeto Callejero se reconoce por primera vez en la historia la gravedad de los hechos y se les clasifica como violencia sexual ante la justicia. Este avance permite reconocer a una persona como víctima del delito y tener certezas con las penas que le corresponden al agresor.

      ¿Cómo denunciar?
      1. Si eres víctima de acoso callejero, es importante en ese momento mantener la calma y ser consciente de tu entorno, ya que generalmente estos hechos ocurren muy rápidamente.
      2. Si hay algunas personas cerca que hayan visto lo que te ocurrió, pídele sus datos (nombre, RUT, numero de contacto y dirección) para ofrecerlos como testigos.
      3. Si puedes reunir pruebas de lo que pasó ¡hazlo! Ya sean fotografías, grabaciones o cámaras de seguridad. Todo puede ayudar.
      4. Acércate a la PDI, Fiscalía o Carabineros (lo que esté más cerca del lugar donde aconteció el suceso). Las tres instituciones tienen la obligación de recibir tu denuncia.
      5. Relata detalladamente los hechos, describiendo con el mayor detalle posible al agresor, si lo recuerdas.

      Para que comience el proceso penal siempre es necesaria la denuncia hecha por la víctima.

      ¿Qué pasa si no quieren recibir mi denuncia?

      Es muy importante que si no quieren tomar tu denuncia sepas que puedes oponerte y levantar un reclamo. Todas las personas tienen derecho a presentar denuncias. Si el personal policial no quiere recibir tu denuncia puedes pedir hablar con el superior jerárquico e incluso registrar el número de placa del carabinero para luego denunciarlo en la Fiscalía Militar. Ni Carabineros ni la PDI son quienes determinan si un hecho es delito o no, su rol se limita a recibir y tomar denuncias para luego enviarla a Fiscalía, quienes deciden si la denuncia reviste carácter de delito.

      ¿Qué pasa si no pude reaccionar en ese momento?

      Si luego de ocurrido el acoso callejero te vas, puedes volver otro día y buscar cámaras de seguridad perimetrales. Si hay algún negocio puedes preguntarle a los locatarios si ellos evidenciaron lo que ocurrió ese día y de este modo encontrar testigos.

      Si no puedes hacerlo, no importa, la Fiscalía de todos modos investigará e intentará reunir las pruebas necesarias.

      ¿Qué pasa si no tengo ningún tipo de evidencia del agresor?

      ¡Denuncia de todos modos! Siempre puedes hacer una denuncia a “quien resulte responsable’’ indicando con la mayor cantidad de detalles las características del agresor (altura, rasgos físicos, vestimenta, pelo, peso, algún detalle distintivo como tatuajes etc.).

      Recuerda que siempre vale la pena denunciar. Con la descripción del sujeto o según la modalidad de ejecución, se elaborará una estadística con toda la información del mismo territorio geográfico. De esta forma es posible determinar en qué espacios hay más peligro para tomar medidas (iluminación, rondas frecuentes de carabineros). Esto ayuda a generar políticas públicas de prevención.

      En algunos casos, cuando las descripciones coinciden, se realizan investigaciones cruzadas juntando tu denuncia con la de otras mujeres que fueron violentadas por el mismo agresor. De este modo se reúnen más evidencias para encontrarlo.

      ¿La Ley de Respeto Callejero aplicaría en casos como el de Nido?

      No, este tipo de hechos no se encuentra contemplado en la Ley porque son imágenes captadas en privado y la Ley sólo contempla fotos de índole sexual en espacios públicos. Las imágenes mostradas en esa plataforma tuvieron consentimiento en su grabación, pero no en su difusión.

      En este artículo puedes leer más sobre amenazas de difusión no consentida de pornografía.

      ¿Qué acciones en específico serían penadas por la Ley?

      En la ley por fin se da al acoso callejero el reconocimiento jurídico que debería haber tenido siempre, que es de un abuso sexual. En ese sentido se incorporan las tocaciones, agarrones, punteos, etc. Vamos a poder denunciar el acoso verbal, gestos, acercamientos, persecuciones y exhibicionismo cuando sean cometidos en lugares públicos o de libro acceso, sin el consentimiento de la víctima y que tengan contenido de connotación sexual y que estos puedan intimidar o humillar a una persona.

      Con la aprobación de la ley, ¿viene un plan preventivo y de educación?

      Como nuestra Ley comenzó con una moción parlamentaria, este proyecto no contempla presupuesto, así que lamentablemente no viene con un plan preventivo y de educación. Sin embargo, esperamos que esto sí sea incorporado en otras leyes y que el Gobierno se haga cargo de esta necesidad.

      ¿Qué pasa con las ordenanzas municipales contra el acoso que ya fueron aprobadas?

      Todo lo que no regula la Ley, sigue vigente a través de la ordenanza. Por ejemplo, si en una ordenanza municipal contra el acoso se contempla que las construcciones de edificios tienen que tener un cartel que diga “Acá no se acosa”, esto seguiría en vigencia ya que no es algo que esté contemplado en la Ley que fue aprobada.

      ¿Qué partes del código penal fueron cambiadas?

      Puedes leer este detalle en la minuta que nuestro equipo de Jurídica preparó donde se explican claramente los cambios.

      ¿Esta Ley protege sólo a mujeres?

      Este es uno de los grandes mitos en torno a nuestra Ley y es totalmente falso. La Ley de Respeto Callejero NO hace diferencia alguna, protegiendo a todas las personas por igual. 

       

      Como Observatorio contra el Acoso Chile estamos muy satisfechas por el avance que ha significado la aprobación de nuestro proyecto y la potente señal que se envía a la ciudadanía al hacer realidad un proyecto que nace desde la sociedad civil. A pesar de la positiva acogida que ha recibido este avance, aún persisten dudas y mitos con respecto a su naturaleza e implementación. Por eso, hacemos el llamado a informarse y a empoderarse. Para ello, nuestros canales están siempre a disposición de la comunidad.

        0 2381
        Christel Andler Celedón

        El proyecto, que fue presentado por el Observatorio Contra el Acoso Chile en 2015 y que ya fue aprobado por unanimidad en la Cámara de Diputados, tipifica conductas de acoso sexual en espacios públicos, como las persecuciones, exhibicionismo y acoso verbal. Solo falta su promulgación.

        Luego de 5 años en tramitación en el Congreso Nacional, el Proyecto de Ley de Respeto Callejero fue aprobado por unanimidad. Como Observatorio Contra el Acoso Chile (OCAC) celebramos y reconocemos esta Ley como una importante herramienta para trabajar en la erradicación de todas las violencias sexuales y que desde sus inicios buscó la erradicación del acoso sexual en los espacios públicos.

        Este potente avance significa que el Estado reconoce la existencia de estas agresiones. “Para poder reparar el daño de un tipo de violencia sexual es importante reconocerla y nombrarla como tal. Esto es una legislación de reconocimiento y por lo tanto el Estado así trabaja en la erradicación de esta”, explicó María José Guerrero, presidenta de OCAC.

        Como Observatorio Contra el Acoso Chile esperamos que el Ejecutivo se comprometa y destine recursos a programas de apoyo y reparación para víctimas, y a políticas públicas de prevención de este tipo de violencia sexual. Así mismo, esta Ley interpela a la sociedad civil a alzar la voz, a ser testigos activos y lúcidos. “Este proyecto -al que le falta solo ser promulgado- contribuye también a preparar y a educar de mejor manera sobre este tipo de violencia sexual no solo a la sociedad civil, sino que también a instituciones que reciben denuncias de este tipo de delito”, acotó María José Guerrero.

        ¿En qué consiste la Ley?

        El Proyecto de Respeto Callejero modifica el Código Penal para tipificar el delito de acoso sexual en espacios públicos y consta de tres artículos. Dos de ellos tienen pena de delito y uno tiene pena de falta, en que se combina una pena corporal como es la prisión. Para que comience el proceso penal en estos tres casos, siempre es necesaria la denuncia hecha por la misma víctima ante Carabineros, PDI o Fiscalía.

        Entre los avances que tendrá esta Ley está la tipificación de conductas de acoso sexual en espacios públicos, como las persecuciones, exhibicionismo y acoso verbal. Además, agrega la sorpresa y otras maniobras que no supongan consentimiento de la víctima, como formas de cometer el delito de abuso sexual y tipifica como delito la grabación de genitales o partes privadas del cuerpo sin el consentimiento de la víctima.

        Puedes leer más detalle de nuestro proyecto en esta minuta que preparamos.

        Si bien aún falta la promulgación de este proyecto, nos sentimos contentas porque es el fin de un largo proceso que comenzó con golpes por parte de la sociedad patriarcal. Nos dijeron que le estábamos poniendo color, nos llamaron locas y exageradas, pero no nos rendimos. Golpeamos todas las puertas, discutimos, educamos y nos organizamos con más mujeres que quería también decir basta al acoso callejero. Y lo logramos.

        ¡Vencimos, compañeras! Y como no sólo se nos acosa en la calle, ahora vamos más.

          0 1135

          Estamos cada vez más cerca. Nuestro proyecto de ley de Respeto Callejero fue aprobado con unanimidad en la Sala del Senado. Al proyecto que modifica el Código Penal para tipificar el delito de acoso sexual en espacios públicos (boletines N°s 7.606-07 y 9.936-07, refundidos), sólo  quedaría su aprobación en la Cámara de Diputados, donde inició su camino para su promulgación.

          Recordemos que la ley de Respeto Callejero tiene como objetivo incorporar un tipo penal específico de abuso sexual en lugares públicos o de acceso público, con el fin de promover el respeto a la dignidad de las personas en sus distintos géneros, evitando la naturalización de una manifestación de violencia sexual que experimentan mujeres, hombres, niñas y niños en estos espacios.

          “Chile tiene que avanzar en esta legislación porque entendemos que estos cambios culturales son lentos y, mientras esto no se produzca, la legislación tiene que ser capaz de proteger a quienes hoy día son víctimas de esta situación que son mayoritariamente niñas y mujeres”, señaló en la sesión la senadora Yasna Provoste, quien es parte de la Comisión de Mujer y la Igualdad de género del Senado, instancia que despachó nuestro proyecto luego de siete sesiones.

          Por su parte la senadora de la región de Aysén, Ximena Órdenes, señaló que “este es un tema (el acoso callejero) de una hegemonía patriarcal. Acá tenemos que hablar de poder, tenemos que hablar subordinación y que efectivamente se naturaliza esta conducta hegemónica (…) Está tan naturalizado que muchas mujeres y madres chilenas lo que le trasmiten a sus hijas son estrategias para sortear situaciones de acoso: no camines muy tarde, si hay mucha gente o un grupo de varones, cruza la calle…  eso tiene que terminar”.

          Finalmente, recomendamos la intervención de la senadora Adriana Muñoz quien realizó un resumen del proyecto de ley y de las modificaciones que fueron realizadas en la Comisión de Mujer y la Igualdad de género.

          Luego de su paso por el Senado, restaría la aprobación por parte de la Cámara de Diputados para que por fin el respeto callejero sea ley.

          Referencia: www.senado.cl

            0 5309

            principal testimonios nuevo

            Era viernes por la noche. Estábamos con mis amigos, casualmente puros hombres, carreteando y pasando un buen rato. Las piscolas hicieron su efecto y empecé a sentirme “arriba de la pelota”, en esto, uno de mis amigos se acercó más de lo usual. Al principio, yo lo encontré normal, porque en mi círculo de amigos suelen ser muy afectuosos conmigo. Todo normal, pero de pronto dejó de serlo. Me empezó a decir lo linda que me veía y apoyó su mano en mi pierna, bien arriba, para después subirla a mi cintura y poto. Yo me reí y se la saqué, dándole excusas para que no siguiera, pero ninguna respuesta fuerte, ni un “NO” seco fueron suficientes para que entendiera. Me iban a pasar a buscar, entonces fui por mis cosas a la pieza de al lado, el me siguió y cerró la puerta. Se acercó, ya ebrio, y me dio un beso. Yo me alejé mientras le decía cosas como: “no es correcto”, “no quiero”, “no quiero seguir”, lo que él, probablemente, interpretó como un coqueteo. Él insistió, me tomó las manos y me dio más besos, en mi afán de no ser pesada, no le exigí que parara. Cuando me dejó salir, le conté a un amigo casi llorando, pero su respuesta fue: “no le digas a nadie, estaba curado y tu no le dijiste firmemente que no”.

            Niñas, mujeres, adultas, no tengan miedo de decir lo que piensan. Recuerden que bajo cualquier circunstancia, no es NO.

              0 8451

              Este 17 de marzo se cumplen dos años desde que el proyecto de ley que sanciona el acoso callejero ingresó al Congreso. Estimaciones del Observatorio Contra el Acoso Callejero señalan que durante este período han ocurrido más de 30 millones de agresiones sólo en la Región Metropolitana. Pese a estas cifras, la iniciativa legal duerme en el Senado. Los parlamentarios Camila Vallejo y Giorgio Jackson confían en que la normativa será aprobada.

              El 17 de marzo de 2015 ingresó al Congreso el proyecto de Ley de Respeto Callejero, que sanciona el acoso sexual en espacios públicos. La iniciativa legal tuvo una rápida tramitación legislativa en su primer año y en abril de 2016 fue aprobada de forma unánime por la Cámara de Diputados. Desde entonces duerme en el Senado.

              Según cifras del Observatorio Contra el Acoso Callejero (OCAC) Chile, las niñas comienzan a sufrir acoso sexual a los 14 años y el 20% de las mujeres adultas lo sufre todas las semanas. Asimismo, desde que el proyecto ingresó al Congreso, se estima que han ocurrido más de 30 millones de situaciones de acoso sexual en espacios públicos sólo en la Región Metropolitana.

              “Esto demuestra falta de voluntad política de parte del Estado de Chile de cumplir sus compromisos internacionales para proteger los derechos de niñas y mujeres; y también de la comisión de Derechos Humanos del Senado. Hemos sostenido varias reuniones con el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género para que dé urgencia al proyecto, pero estas han sido infructuosas. Estamos cansados de que el apoyo a los derechos de las mujeres se quede sólo en el discurso político y no en el quehacer. Es lamentable, porque si la iniciativa hubiese recibido urgencia desde un comienzo ésta ya se habría aprobado”, señala María Francisca Valenzuela, presidenta de OCAC Chile.

              El proyecto de ley presentado por OCAC Chile y patrocinado por parlamentarios de militancia transversal, propone sancionar como delito prácticas de acoso sexual que impliquen contacto físico (como “punteos”, “manoseos” y “agarrones”) y como falta las agresiones sin contacto (como persecución, eyaculación sobre víctimas o toma de imágenes sin consentimiento). “Es entregarle una herramienta de protección a personas que hoy no tienen respuesta en nuestra legislación”, agrega Valenzuela.

              Frente a esta iniciativa, el diputado Giorgio Jackson (RD) considera que al aprobarse el proyecto se daría “una señal respecto al cambio cultural que queremos promover. No es normal tener una actitud agresiva frente al otro y que nos sintamos en el poder hacerlo libremente. Pedimos al Senado que le ponga urgencia (al proyecto de ley)”.

              Sobre las razones del estancamiento de esta iniciativa legal, la diputada Camila Vallejo (PC) dice que “no es fácil instalar los temas de violencia hacia la mujer, en especial si son aspectos invisibilizados y que no son violencia física. Con un Congreso mayoritariamente de hombres, el rol de las parlamentarias fue clave en eso”.

              La diputada PC también reflexiona sobre cómo hubiese sido su vida si un proyecto de estas características hubiese sido aprobado antes. “Los acosadores lo hubieran pensado dos veces antes de correrle mano a mis amigas. Hubiera ayudado mucho a no sufrir experiencias traumáticas a los nueve, diez años. Si no fue para nosotras, lo será para las niñas de ahora”.

              Para más detalles sobre el proyecto de ley existe la web www.respetocallejero.cl

              Foto extraída de porttada.com

                0 1839

                La iniciativa se llevó a cabo en la Biblioteca de Santiago y logró juntar a diversas generaciones de feministas luchando por la equidad de género.

                El pasado martes 6 de septiembre, el Observatorio Contra el Acoso Callejero realizó en conjunto con la Fundación para la Promoción y el Desarrollo de la Mujer (PRODEMU), el “Encuentro Intergeneracional Feminista: Discutiendo la Violencia de Género”. Esta iniciativa se llevó a cabo en la Biblioteca de Santiago y logró juntar a diversas generaciones de feministas luchando por la equidad de género.

                En palabras de María Francisca Valenzuela, Presidenta de OCAC Chile, “son muy importantes las instancias para democratizar el conocimiento del feminismo, para que empecemos a expresar y ordenar un poco este conocimiento y crear estrategias de acción colectivas.”

                En primera instancia, el evento contó con exposiciones de María Francisca y también de Roxana Valdés, por parte de la Red Chilena Contra la Violencia hacia las mujeres. Con esta introducción se dio paso a las mesas de trabajo, en donde más de 50 personas se juntaron a discutir acerca de la violencia de género y la importancia del feminismo para abordar este desafío. Finalmente, se dio cierre a una jornada de casi tres horas con una plenaria en donde se expusieron y debatieron los principales puntos del ejercicio anterior.

                En relación al trabajo que se generó, Javiera Prieto, Directora de Intervención de OCAC Chile, señaló que “en las mesas de trabajo se vio que todas estaban muy motivadas por dar su opinión y a pesar de que las opiniones que tenían sobre violencia de género, feminismo y sobre cómo la mujer vive los distintos tipos de violencia eran muy diversas; se pudo llegar a consensos entre los grupos y la discusión fue muy enriquecedora. Yo creo que para todas las asistentes esto fue muy educativo”.

                Por su parte, Valenzuela recalcó la importancia de tener instancias de discusión de feminismo como la que se vivió en este encuentro feminista. “Es importante que las nuevas generaciones empiecen a tener instancias de discusión de feminismo, como también que generaciones más antiguas de feministas nos traspasen su conocimiento y su experiencia como por ejemplo, la Red Chile que existe desde la década de los 90, cuando en Chile empezó a verse una institucionalización de los temas de género”, concluyó.

                  0 1782

                  En las dependencias de la Escuela República de Paraguay se reunieron miembros y simpatizantes de OCAC Chile para realizar dos ELA.

                  Los dos Encuentros Locales Autoconvocados (ELA) de OCAC Chile, se realizaron el pasado 11 de junio en la Escuela República de Uruguay, Santiago Centro, y se vivieron como un verdadero ejercicio de democracia. Más de 40 personas voluntarios y simpatizantes de la organización debatieron sobre los valores que deben primar en la Constitución, así como los derechos que se deben proteger, los deberes que tienen que ser prioritarios, y las instituciones que parecen más importantes dentro del Estado.

                  Bárbara Sepúlveda, Directora Ejecutiva de OCAC Chile señaló que: “Hemos querido hacernos parte de este proceso constituyente, porque creemos que la participación de las organizaciones sociales es fundamental para discutir las bases constitucionales de nuestro país. No dejaremos pasar esta oportunidad histórica de incidir, junto a miles de mujeres y hombres, en el diseño de un Chile que represente los valores de la justicia social, igualdad y equidad de género”.

                  Al inicio del Encuentro se contó también con la presencia de la ministra de la Mujer y Equidad de Género, Claudia Pascual, y del ministro vocero de Gobierno, Marcelo Díaz. 

                  Por su parte, la Presidenta de OCAC Chile, María Francisca Valenzuela añadió que: “La actual Constitución no considera la equidad de género como un principio rector político. Muy por el contrario, nos encontramos ante frases que invisibilizan a la mujer absolutamente. Vemos una Constitución que no emplea lenguaje inclusivo, que no defiende ni argumenta a favor de los derechos reproductivos de las mujeres y que cuando se refiere a salud o educación, no considera aspectos como el sexismo y la violencia de género”.

                  Las conclusiones del Encuentro fueron: tener una sociedad donde primen la diversidad, la multiculturalidad, la equidad de género; un país que vele por la democracia, que apunte hacia a la descentralización, que pelee contra la discriminación, y que fomente la transparencia y participación.

                  Así también, en discusión y en votación, se establecieron los derechos, deberes e instituciones imprescindibles en la redacción de la nueva Carta Magna.

                    0 4205

                    La red de Observatorios Contra el Acoso Callejero de Latinoamérica desmitifica que esta práctica se naturalice como algo cultural. Con un video y contenidos en redes sociales, es la primera campaña contra el acoso callejero a nivel latinoamericano.

                    En el marco de la Semana Internacional Contra el Acoso Callejero, Latinoamérica se une por primera vez para lanzar una campaña de alcance regional contra el acoso sexual en espacios públicos. La campaña #NoEsMiCultura es organizada por la red de Observatorios Contra el Acoso Callejero (OCAC) de Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala y Uruguay. Su objetivo es concientizar y visibilizar el acoso callejero como un problema que se sufre en todo el continente.

                    Durante la Semana Internacional Contra el Acoso Callejero, las sedes de OCAC Latinoamérica realizarán actividades para educar, sensibilizar y erradicar la idea que el acoso sexual en espacios públicos es parte de un folclore y típico de los países. La idea es transmitir que, más bien, es un problema transversal. Esta premisa se difunde en un video y en contenido en las redes sociales de la red de Observatorios.

                    “Queremos que en cada país se deje de justificar el acoso callejero como parte de la cultura local, queremos que se sepa que el acoso sexual callejero es un problema global y que nos afecta como región. Sabemos que nuestras voces unidas tienen más fuerza, por eso trabajamos articuladas para aprender unas de las experiencias de las otras. Hacemos entre los OCAC y también buscamos hacer redes con otras ONGs a nivel internacional”, señaló Alice Junqueira, Directora de Articulación Internacional de OCAC Chile.

                    Además de esta primera acción conjunta, en los últimos meses, cada Observatorio ha realizado acciones a nivel local. Junqueira destaca la campaña entre Action Aid y OCAC Nicaragua, el proyecto de Ley contra el acoso callejero aprobado por la cámara de diputados en Chile, la caja de herramientas que prepara OCAC Colombia, los talleres municipales de OCAC Uruguay, la articulación por una ley contra el acoso callejero de OCAC Costa Rica y los videos de sensibilización de OCAC Bolivia y OCAC Guatemala.

                      1 3441

                      Este martes 12 de abril, la Sala de Cámara de Diputados aprobó por 113 votos a favor —es decir, de forma unánime— el proyecto de ley de Respeto Callejero, iniciativa impulsada por el Observatorio Contra el Acoso Callejero (OCAC) Chile, que busca tipificar como delito el acoso sexual en espacios públicos. Luego de este trámite, el proyecto ingresa al Senado.

                      Este logro se da, justamente, en el marco de la Semana Internacional Contra el Acoso Callejero, contexto en el que la red de OCAC Latinoamérica lanza #NoEsMiCultura, la primera campaña internacional contra esta forma de violencia.

                      Durante sus intervenciones en la Sala, los congresistas explicaron por qué votaron a favor del proyecto. “Cuando hay acoso sexual, ya hay un signo de violencia”, comentó el diputado Jorge Sabag. “Deberíamos votarlo lo antes posible. Debería ser ley de la República”, dijo la diputada Alejandra Sepúlveda.

                      Por su parte, Bárbara Sepúlveda, abogada y Directora Ejecutiva de OCAC Chile, señaló: “ésta es una señal fuerte de que nuestra voz es la de la mayoría de la ciudadanía, lo que también ha sido expresado en el voto unánime de diputadas y diputados de todas las tendencias políticas. Confiamos que el Senado seguirá esta senda y pronto nuestro proyecto se convertirá en ley”.

                      Sepúlveda destacó, además, la labor de OCAC Chile, equipo de personas voluntarias, y dedicó el logro a todas las mujeres y hombres que se reconocen en la causa.

                      El proyecto de respeto callejero ingresó al Congreso el 17 de marzo de 2015, con la moción de las diputadas Camila Vallejo (PC), Karol Cariola (PC), Loreto Carvajal, Daniella Cicardini, Yasna Provoste (DC), Karla Rubilar (IND) y Marcela Sabat (RN), y de los diputados Gabriel Boric (IND), Giorgio Jackson (RD) y Vlado Mirosevic (PL). Para mayor información, el Observatorio ha dispuesto la web Respeto Callejero.