“Un tipo me tomó de la cintura, lo empujé, pero él me alcanzó y me pegó un combo en el brazo”

    0 1785

    principal testimonios

    Hace seis años fuimos con mis amigas a una discoteque. Estábamos en el segundo piso del recinto, en una especie de “vip” y podíamos bailar tranquilamente. Hasta ahí todo bien, pero me dieron ganas de ir al baño y tuve que salir de donde estaba y bajar hasta la pista central de baile. Fue allí cuando, entremedio de muchas personas, un tipo que no me llegaba ni al hombro, me tomó de la cintura y comenzó a bailar, rozando su cuerpo contra el mío. Para zafarme lo empujé y comencé a caminar rápido entre la gente, pero él me alcanzó y me pegó un combo en el brazo. Muy asustada fui directo donde el dueño del local, le conté lo que había sucedido e indiqué donde estaba ese enfermo. Menos mal que envió a dos guardias a sacar al agresor junto a su grupo de amigos. Me sentí tan agradecida del dueño, porque a pesar de no ser alguien muy agradable, demostró tener conciencia de lo que es el respeto a la mujer.